Menu Desplegable

     
         

 

 

Objetivo:
Implementar, supervisar y vigilar el programa de Contraloría Social a fin de que la Instancia Normativa y las Instancias Ejecutoras cuenten con el sustento operativo para desarrollar las actividades de Contraloría Social que les correspondan y confluyan en evaluar “si los servicios educativos que los beneficiarios reciben en Plazas Comunitarias se proporcionan con transparencia, oportunidad y calidad”.

Descripción:

Las Plazas Comunitarias, al ser espacios abiertos a la comunidad que ofrecen programas y servicios educativos para personas jóvenes y adultas que no han concluido su educación básica, representan una oportunidad de acceso a todas aquellas que están al margen de los recursos tecnológicos, pues combina la educación presencial con la educación a distancia; la generación de proyectos educativos derivados de módulos de aprendizaje, cursos en línea y temas de gran interés, a través del uso específico de recursos tecnológicos e informáticos, así como su integración, llegando a generar una sociedad más equitativa, pues se brinda formación en el uso de los recursos tecnológicos además de capacitar para el trabajo y la acción comunitaria.


De acuerdo a lo anterior, el INEA, como Instancia Normativa, ha instrumentado el Esquema de la Guía Operativa de Contraloría Social y el Programa Anual de Trabajo de Contraloría Social en las Plazas Comunitarias del INEA en cumplimiento de la documentación rectora por el que se establecen los Lineamientos para la Promoción y Operación de la Contraloría Social en los Programas Federales de Desarrollo Social, donde la Contraloría Social podrá presentar quejas y denuncias sobre la ejecución de este Programa conforme al mecanismo establecido.


Con esto se busca promover la participación de la población beneficiaria del Programa desde una perspectiva de género, a través de la integración y operación de contralorías sociales, para el seguimiento, supervisión y vigilancia del cumplimiento de las metas y acciones comprometidas en el Programa, así como de la correcta aplicación de los recursos públicos asignados al mismo.


De acuerdo con lo anterior, las sedes de las Delegaciones e Institutos Estatales mantendrán el control de la operación, al ser designadas como las Ejecutoras del Programa de Contraloría Social. Ahora bien, para llevar a cabo la vigilancia de los servicios que se proporcionan en las plazas comunitarias, la Instancia Ejecutora deberá integrar Comités en cada una de las ellas, cada año, para lo cual deberán atender lo siguiente:


• Los/as beneficiarios/as del programa acordarán la constitución del Comité y elegirán por mayoría de votos a los integrantes del mismo, lo cual deberá hacerse constar por escrito.

• La Ejecutora promoverá que el Comité se integre equitativamente por mujeres y hombres.

• La Ejecutora verificará que los integrantes del Comité tengan la calidad de beneficiarios/as, conforme al padrón correspondiente. En el caso de que alguno de los integrantes del Comité no tenga el carácter de beneficiario/a, la Ejecutora deberá informarlo inmediatamente al propio Comité, a efecto de que éste realice las aclaraciones conducentes o se elija al nuevo integrante.